País OCDE: científicos que estudian la marea roja sin fondos

“No podemos seguir pidiendo fiado”, reclama un integrante del grupo de académicos que trabaja ad honorem.

$42 millones de pesos son los que comprometió el gobierno a un equipo de científicos independientes que el mismo anunció con el fin de estudiar la hipótesis que vincula al vertido de salmones descompuestos en el mar con la marea roja que apareció en el sur del país, entre las regiones de Los Lagos y Los Ríos, algo que hace algunos meses estuvo en la primera línea mediática por el movimiento social que se levantó en Chiloé.

El comité asesor, compuesto por académicos que trabaja ad honorem, aún no recibe los fondos para poder continuar con la indagatoria, según informa hoy El Mercurio.

El citado matutino santiaguino agrega que hasta el puerto de Talcahuano llegó, el 4 de junio, el buque científico Cabo de Hornos cargado con muestras de sedimentos, agua y material biológico. 10 días pasó el barco recorriendo mil millas marinas en alta mar en lo que fue la parte más compleja de la investigación científica que actualmente se encuentra estancada debido, por ejemplo, a que hay material que debe ser examinado en el extranjero, lo que no se puede hacer sin dinero ya que los estudios son muy caros.

País OCDE

Y pese a la “buena voluntad” que han tenido los centros nacionales para hacer la mayor cantidad de análisis posibles, no es viable insistir en las pesquisas “porque ya no podemos seguir pidiendo fiado”, explica Fabián Tapia, quien es licenciado en biología marina y magíster en ciencias en mención en oceanografía de la Universidad de Concepción, plantel privado en la que ejerce como profesor asociado del Departamento de Oceanografía de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas.

“Calculo que hasta el momento hemos gastado un 30% del valor del Estudio. Y esto se ha costeado con créditos, respaldo financiero del centro de investigación y fondos personales”, detalla.

El intendente de Los Lagos, Leonardo De La Prida, se mostró sorprendido con esta situación, afirmó estar dispuesto a colaborar y apuntó al gobierno central: “tenemos un protocolo de pago, que está viendo la directamente la Subsecretaría de Pesca en Santiago, y estaba acordado un pago para fines de julio”, dijo. Desde dicha repartición reconocen el evidente retraso y a su vez le tira la pelota al Ministerio de Economía, el que debería transferir los recursos durante esta semana, algo que el profesor Tapia espera que así sea porque “una cosa es trabajar gratis, que estamos haciéndolo para el país, y otras cosa es financiarlo nosotros”.

“Hay un límite”, concluyó.

También, en elrepublico.com