Un equipo de científicos del Centro de Bioinnovación de la Universidad de Antofagasta, apoyados por un proyecto financiado por el Fondo al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef) de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt), desarrolló un nuevo alimento para la especie Abalón, molusco parecido al loco y que tiene una alta demanda internacional. Esta nueva forma de engordar y hacer crecer los juveniles y adultos se basa en macroalgas vivas precolonizadas con una mezcla de bacterias probióticas.

Los desarrolladores de la investigación y posterior patente son los doctores Fernando Silva y Carlos Riquelme.

“El potencial de ventas corresponde principalmente a Chile, México y Estados Unidos, siendo el mercado objetivo las empresas nacionales productoras de Abalón, a la vez, este segmento se encuentra concentrado en dos grupos principales, ubicados en zonas geográficas diferentes”, explicó el Dr. Riquelme.

Actualmente, las universidades en Chile tienen una gran carencia en cuanto a la obtención de patentes comerciales como derivado de las investigaciones que desarrollan, por eso lo conseguido por los investigadores de la UA conlleva un gran mérito científico y de gestión. “Ahora buscaremos patentar nuestro invento en Estados Unidos, lo cual es gran desafío”, señalaron.

Crecimiento

Mediante el procedimiento de la invención, se mejora la tasa de crecimiento (largo, ancho y peso) y porcentaje de sobrevivencia de los abalones de diferentes tallas de cultivo, incluyendo los destetados, a través del uso de macroalgas previamente colonizadas con bacterias prebióticas, permitiendo asegurar una buena productividad en términos de biomasa y sobrevivencia para los cultivos comerciales.

En Chile, los cultivos a gran escala de Abalón se ubican principalmente en tierra desde la Región de Atacama hasta la Región de Los Lagos. Son 36 empresas las dedicadas a este rubro, sin embargo, de ese total, 28 están en condiciones de obtener buenas cosechas pues se dedican 100% al cultivo de esta especie marina.

El Abalón se comercializa generalmente congelado, pero debido a la saturación del mercado, también se está comenzando a producir enlatado para adecuarse a las necesidades y costumbres de los diferentes consumidores.

Fondef

El proyecto Fondef que dio origen a esta investigación se denominó “Desarrollo de inoculantes microbianos para mejorar la eficiencia digestiva, sobrevivencia y crecimiento de juveniles y adultos de Abalón” y consistió en realizar un screening bacteriano con el propósito de seleccionar cepas bacterianas con alta actividad exoenzimàtica y con la habilidad de inhibir organismos patógenos comunes del cultivo de la especie (Haliotis rufescens).