Para gustar a las cabras tienes que tener una cara feliz

Estos animales prefieren interactuar con personas alegres, según un nuevo estudio.

Las cabras pueden diferenciar entre las expresiones faciales humanas y prefieren interactuar con personas felices, según un nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido).

El trabajo implica que la capacidad de los animales para percibir señales faciales no se limita a aquellas con una larga historia de domesticación, como perros y caballos. En el estudio, que publica la Royal Society Open Science, se describe cómo 20 cabras interactuaron con imágenes de expresiones faciales humanas positivas (felices) y negativas (cabreadas) y descubrieron que preferían mirar e interactuar con las caras felices.

Alan McElligott, que dirigió el trabajo, explica: “El estudio tiene implicaciones importantes sobre cómo interactuamos con el ganado y otras especies, porque las habilidades de los animales para percibir las emociones humanas podría estar extendido y no limitarse solo a las mascotas”.

“Ya sabíamos que están muy en sintonía con el lenguaje corporal humano, pero no cómo reaccionan a las diferentes expresiones, como ira y felicidad”, concluye el primer autor, Christian Nawroth.